ERMITA DE SAN ROQUE

De estilo Gótico Mudéjar. Siglo XVI (1.583).

Esta ermita rural era una de las ocho con las que contaba la localidad, la mayoría de ellas están actualmente en ruinas o han desaparecido.

Alberga la imagen de San Isidro Labrador, patrón de los agricultores, la cual se sacaba en procesión el 15 de mayo, día de su onomástica, o bien en ocasiones de sequía extrema, pidiendo al santo que enviase el preciado líquido tan necesario para los resecos campos.

Esta ermita fue erigida en agradecimiento de aquellos fieles que sobrevivieron a una de las pestes tan frecuentes en aquellos tiempos y que según reza una leyenda de la fachada se cobró más de mil vidas.

 

Actualmente el acceso a la ermita y sus alrededores han sido remodelados y se ha construido un pequeño parque.