CASA DEL PATIO

Fue un convento de frailes franciscanos hasta que fueron trasladados al Real Monasterio de Guadalupe.

 

Es un bello edificio de diseño ornamental barroco, efectista, muy hispánico, cargando toda la ornamentación en la portada y dejando el resto totalmente desnudo.

La decoración central está hecha a partir de azulejos cerámicos, con formas geométricas y figuras, teniendo como figura central a la virgen, con los símbolos franciscanos del sol y la luna a ambos lados.

La parte alta de la decoración está coronada por dos escudos. Todo ello metido entre dos columnas acanaladas sobre las que hay un frontón partido, eminentemente barroco. Es un ejemplo raro en la zona, mas propio del sur.